10 pasos para una movilización social en redes sociales

avatar-1Compartimos este artículo de Víctor @Solano, director de Innovación en Intacto Comunicaciones, quien nos cuenta dsobre las formas más eficientes y los pasos recomendados para activar una movilización social através de medios sociales. Víctor ha participado en innumerables acciones de activismo digital en Colombia. Esperamos que lo disfruten.

Luego de ver iniciativas propias y ajenas de movilización social en el entorno digital, he intentado este ejercicio de síntesis de pasos y acciones que considero necesarias o, por lo menos pertinentes, a la hora de comenzar a concebir una ruta para una acción en medios sociales que persiga un fin.

Las movilizaciones exitosas son espontáneas, pero no por ello significa que convenga dejarlas en un desarrollo al libre albedrío. dotar las acciones de cierta carta de navegación ayuda a disminuir riesgos de deterioro del mensaje. Las que presento a continuación son mis simples deducciones sin que sea una obligación seguirlas, solo son recomendaciones:

  1. Identificar el problema: El problema por lo general es algo que afecta negativamente a una comunidad o al entorno físico de esta comunidad.
  2. Definir un objetivo principal: Toda acción de movilización debe perseguir dar solución a un problema o, por lo menos, a visibilizarlo.
  3. Definir ‘metas volantes’: El plan debe encontrar un fin último, pero también, como en el ciclismo, unas metas volantes que permitan encontrar recompensa en el alcance de hitos intermedios. Eso permite tener animada a la ‘tropa’ que apoya el mensaje.
  4. Construir el mensaje: Puede ser lo más importante del proceso. Aquí se define el ‘qué’ de lo que se va a decir. Tiene que ser concreto, sencillo, comprensible y llamar a una acción alcanzable. Vea estas otras ‘recomendaciones para hacer un tuit casi perfecto’.
  5. Entender las audiencias clave del mensaje: Aunque todo el mundo es importante, la clave está en cómo llegar a las audiencias clave. Estas audiencias son segmentadas, suelen compartir la misma preocupación del tema abordado en su cotidianidad. A partir de estas audiencias se puede pensar en alcanzar porcentajes mayores de la población.
  6. Mapear los medios y lenguajes acordes con el mensaje y la audiencia: Algo fundamental luego de construir el mensaje es ver si son palabras, imágenes, o la combinación de éstas, la mejor forma de comunicar el objetivo del mensaje. De ahí se derivarán decisiones como las redes y medios sociales en que se compartirá el mensaje y que, obviamente, deben ser los medios consumidos por predilección por las audiencias clave.
  7. Articular red de apoyo en medios sociales: “Una sola golondrina no hace verano”, dice el refrán. A menos que usted sea una celebridad, no va a necesitar el apoyo en el arranque de una acción digital de movilización, pero aún así, no va a tener éxito si no recibe la amplificación de una audiencia. En el caso de nosotros los invisibles, resulta indispensable identificar desde antes quiénes podrían ayudar a difundir el mensaje en el arranque y durante el tiempo de la campaña. A veces nos tienta buscar apoyo en personas con muchos seguidores, pero resulta más efectivo buscar el apoyo de líderes digitales de opinión cercanos a la temática del problema identificado.
  8. Decidir un momento de inicio de distribución del mensaje: Esta es una decisión que se toma sobre la base de conocer a la audiencia clave. Cuando esta audiencia esté más conectada y con mejor disposición anímica será le mejor momento. Defina la hora de inicio de disparo de los mensajes y comuníquela a su red de apoyo.
  9. Buscar amplificación: Una vez que el mensaje está al aire busque que su mensaje sea compartido, retuiteado por otros que puedan estimular que sus propias audiencias puedan compartirlo.
  10. Monitorear y presentar resultados: Esté monitoreando las respuestas positivas, negativas y neutrales y dedíquese a contestar, si son muchas, las más relevantes primero y las que le estén haciendo un ruido por desinformación. Trate de presentar unos resultados finales de la campaña, al final del día o de la duración de la campaña que puede ser de una semana, o de un mes máximo. Si se trata de una campaña de largo aliento, busque diferentes hashtags en distintos momentos para que se dinamice la participación.

Víctor Solano, el autor de este artículo, es Director de Innovación en Intacto Comunicaciones, académico y uno de los más reconocidos líderes digitales de opinión en Latinoamérica. En Twitter lo encuentran como @Solano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *